Salsa de cacahuetes picante con tamari

Sin gluten
Vegano
Asiático

Con esta salsa de cacahuetes tu comida estará completa. La leche de coco hace que la salsa sea deliciosamente cremosa, y la guindilla junto con el jarabe de jengibre le dan un ligero sabor picante. ¡Una salsa riquísima y equilibrada!

GuarniciónSalsa para mojar y aderezar1 porcion10 minuten preparar
Compartir:

Necesitas esto

Chalota1
Pimiento picante1/2
Ajo1 clavo
Jengibre1 cm
Aceite de coco (inodoro)1 cucharadita
Sirope de jengibre1 cucharadaCrema de cacahuete con trozos de cacahuete175 gTamari2 cucharadaLeche de coco200 ml
Cebolleta1
Bebida de avenaopcional

Batería de cocina

Ginger grater

Cocinero

Amber Albarda
Amber is a well-known health coach and mother of 3. She is the author of a number of popular cookbooks and has a holistic view on nutrition and people. Check out amberalbarda. nl

Así se hace

  1. Corta la chalota y la guindilla muy finas. Prensa el ajo. Ralla el jengibre. Consejo: también puedes poner todo en un pequeño procesador de alimentos, para convertirlo en una mezcla gruesa.
  2. Pon el aceite de coco en una sartén y saltea la chalota, el ajo, el jengibre y la guindilla unos 2 minutos a fuego medio. Baja el fuego y añade el jarabe de jengibre. Deja caramelizar un minuto.
  3. Revuelve la mantequilla de cacahuete con el tamari y algunas cucharadas de leche de coco. (¡Lo puedes poner todo en la licuadora y va más rápido!) Ponga la mezcla de mantequilla de cacahuete en la sartén con las verduras fritas y añade la leche de coco poco a poco. Revuelve bien con un batidor para que no se hagan grumos.
  4. No dejes que la salsa hierva, sino que apaga el fuego tan pronto como la salsa esté lisa y todo esté caliente.
  5. Si la salsa está demasiado espesa, añade un poco de leche vegetal.
  6. Pica finamente la cebolleta para adornar.

Consejo(s)

  • Deliciosa con fideos (soba) o nasi con seitán. También es riquísima con gadogado (un plato de verduras indonesio).